Principios sociales y justicia

LOS PRINCIPIOS SOCIALES DE LA IGLESIA METODISTA UNIDA

Del Libro de Disciplina de la Iglesia Metodista Unida

La Iglesia Metodista Unida tiene una larga historia de preocupación por la justicia social. Sus miembros han adoptado a menudo posturas francas en cuestiones controvertidas relacionadas con los principios cristianos. Los primeros metodistas expresaron su oposición a la trata de esclavos, al contrabando y al trato cruel de los presos.

La Iglesia Metodista Episcopal del Norte adoptó un credo social en 1908. En la década siguiente, la Iglesia Metodista Episcopal del Sur y la Iglesia Metodista Protestante adoptaron declaraciones similares. La Iglesia Evangélica de los Hermanos Unidos adoptó una declaración de principios sociales en 1946, en el momento de la unión de los Hermanos Unidos y la Iglesia Evangélica. En 1972, cuatro años después de la unión en 1968 de la Iglesia Metodista y la Iglesia Evangélica de los Hermanos Unidos, la Conferencia General de la Iglesia Metodista Unida adoptó una nueva declaración de principios sociales, que fue revisada en 1976 (y por cada Conferencia General sucesiva).

Los Principios Sociales, aunque no deben considerarse leyes eclesiásticas, son un esfuerzo reflexivo y de oración por parte de la Conferencia General para hablar de los problemas humanos en el mundo contemporáneo desde una base bíblica y teológica sólida, como se ha demostrado históricamente en las tradiciones metodistas unidas. Son una llamada a la fidelidad y pretenden ser instructivos y persuasivos en el mejor espíritu profético. Los Principios Sociales son un llamado a todos los miembros de la Iglesia Metodista Unida a un diálogo orante y estudiado de fe y práctica. (Véase 509.)

Del Libro de Disciplina de la Iglesia Metodista Unida - 2012. Derechos de autor 2012 por The United Methodist Publishing House. Usado con permiso.

Los Principios Sociales están disponibles en línea AQUÍ.

Para más información sobre cuestiones sociales y la Iglesia Metodista Unida, visite el sitio web de la Junta General de Iglesias y Sociedades en www.umc-gbcs.org.

CREDO SOCIAL DE LA IGLESIA METODISTA UNIDA

Del Libro de Disciplina de la Iglesia Metodista Unida párrafo 166

Creemos en Dios, Creador del mundo, y en Jesucristo, Redentor de la creación. Creemos en el Espíritu Santo, a través del cual reconocemos los dones de Dios, y nos arrepentimos de nuestro pecado al hacer un mal uso de estos dones con fines idolátricos.

Afirmamos que el mundo natural es obra de Dios y nos dedicamos a su conservación, mejora y uso fiel por parte de la humanidad.

Recibimos con alegría para nosotros y para los demás las bendiciones de la comunidad, la sexualidad, el matrimonio y la familia.

Nos comprometemos con los derechos de hombres, mujeres, niños, jóvenes, adultos jóvenes, personas mayores y personas con discapacidad; con la mejora de la calidad de vida; y con los derechos y la dignidad de todas las personas.

Creemos en el derecho y el deber de las personas a trabajar para la gloria de Dios y el bien propio y de los demás, y en la protección de su bienestar al hacerlo; en los derechos a la propiedad como un fideicomiso de Dios, la negociación colectiva y el consumo responsable; y en la eliminación de la miseria económica y social.

Nos dedicamos a la paz en todo el mundo, al imperio de la justicia y el derecho entre las naciones y a la libertad individual de todos los pueblos del mundo.

Creemos en el triunfo presente y final de la Palabra de Dios en los asuntos humanos y aceptamos de buen grado nuestro encargo de manifestar la vida del Evangelio en el mundo. Amén.

(Se recomienda que esta declaración de Principios Sociales esté continuamente disponible para los Cristianos Metodistas Unidos y que sea enfatizada regularmente en cada congregación. Se recomienda además que "Nuestro Credo Social" se utilice con frecuencia en el culto dominical).