Mensaje del Superintendente

Como dice la conocida canción de estas fechas: "Es laépoca más maravillosa del año;
Con los niños tintineando; Y todo el mundo diciéndote que seas de buen ánimo; Es la época más maravillosa del año..."
. Debo decir que muchas personas (y empresas) llevan desde septiembre esperando este momento para decorar los pasillos, poner el árbol de Navidad y promocionar la Navidad al máximo. Hay algo especial en esta época del año en que, independientemente de la tradición religiosa de cada uno (o no), se contagia la alegría y la voluntad de ir más allá de uno mismo por el bien de los demás. Hay muchas más oportunidades de servicio, en las que se invita a la gente a adoptar una familia, a hacer regalos a los niños, a crear paquetes de ayuda extra para nuestros vecinos sin techo, y a ofrecer intentos radicales para garantizar que todo el mundo pueda experimentar esta época de alegría, aunque sólo sea por este momento. Aunque nunca falla, mi corazón se agita y las lágrimas fluyen durante esta temporada debido a la bondad de la humanidad que es evidente (y la pregunta de por qué esto no puede ser nuestras realidades cotidianas).

Sin embargo, me pregunto cómo podríamos entusiasmarnos realmente con la realidad de esta época y no sólo con su versión romántica. Especialmente los que pertenecemos a la Iglesia, ¿cómo podemos evitar quedar atrapados en la comercialización de la Navidad y perder su verdadero significado? Esto me recuerda la lectura de Isaías 9:6-7, "Un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado, y la autoridad estará sobre sus hombros. Se llamará Consejero admirable, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de la paz. Habrá vasta autoridad y paz sin fin para el trono de David y para su reino, estableciéndolo y sosteniéndolo con justicia y rectitud ahora y siempre..."Al comprender el significado de la lectura de Isaías, saber que ésta era la predicción de lo que vendría en este don milagroso de Jesús siendo traído al mundo. La encarnación de Dios, evidente en forma humana, nacería para trascender los entendimientos y traer la PAZ al mundo. Además, las cargas de nuestros fallos, carencias y pecados humanos serían la causa de su dolor y el motivo de su muerte, pero en última instancia el poder de la resurrección de Cristo sería una fuente de ESPERANZA para pronunciar que la muerte no tiene la última palabra.

Me preguntaría si podríamos compartir la ALEGRÍA de saber que Dios dio al mundo este regalo supremo de AMOR, y que a través de este amor podemos vivir una vida plena y tener confianza en una vida eterna. Me pregunto si esta "época más maravillosa del año" podría ir más allá de los próximos días naturales de diciembre y convertirse en parte de nuestra vida y de nuestro ser durante 365 días (y 366 en un año bisiesto).

A medida que avanzamos en este tiempo de Adviento, rezo para que renovemos nuestros compromisos. Que cuando escuchemos las lecturas al encender las velas de Adviento, permitamos que el parpadeo de la luz encienda en nosotros un mayor sentido de propósito y una humilde sumisión al hecho de que se nos ha dado amor y se nos ha encomendado mostrar y compartir ese amor cada día. Que cuando nos reunamos, en persona o virtualmente, para la Nochebuena, y nos emocionemos hasta las lágrimas por las luces colectivas de muchos, que el fuego arda dentro de nosotros al saber que nuestra luz colectiva (y el testimonio de las luces de nuestras vidas) puede disipar y superar la oscuridad de las desigualdades e injusticias, si estamos dispuestos a trabajar juntos por el bien común.

Amigos, tenemos todo lo que necesitamos para hacer que la "época más maravillosa del año" sea un tema de todo el año... ¡que en este nuevo año nos comprometamos a hacer algo diferente por Jesús... y a dar a conocer a Jesús a los demás!

Con asombro y maravilla en este Adviento...

También te invito a que te unas a mí para rezar por nuestro camino en 2023.

¿Te unirás a mí en el experimento de oración de 28 días, a partir del 1 de enero de 2023.

En las próximas semanas se ofrecerá más información, pero este es el recurso que utilizaremos:

https://www.inviteresources.com/lp/dynamite-prayer/

Siguiente